Hacia 2030: el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles

Hacia 2030: el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles

  • Posted: May 06, 2016 -
  • By: -
  • 0 Comments

El proceso de urbanización ha sido un fenómeno notable en las últimas décadas y afecta a millones de personas. De manera directa o indirecta, acarrea problemas derivados del crecimiento acelerado de población, como la concentración de población y altos niveles de congestión, (persistentes de la pobreza y desigualdad) y que conllevan costos económicos, sociales y ambientales.

En concreto, son tres millones de personas cada semana lo que migran a la ciudad, contribuyendo así enormemente a la urbanización del mundo, según un estudio de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

El 54 % de la población mundial vive actualmente en ciudades, es decir, 3.900 millones de personas, y se espera que aumente en las próximas décadas, hasta alcanzar los 6.400 millones para 2050.

Todos estos informes y cifras, y la necesidad de ir más allá, han hecho necesaria la renovación de Objetivos del Milenio -que finalizaron en 2015- y el diseño de una nueva agenda más ambiciosa, que se concreta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con metas específicas que deberán alcanzarse para 2030. Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles es uno de los 17 Objetivos Globales de la nueva Agenda para el Desarrollo Sostenible.

Mejorar la seguridad y la sostenibilidad de las ciudades implica –subraya Naciones Unidas- garantizar el acceso a viviendas seguras y asequibles y el mejoramiento de los asentamientos marginales. También incluye realizar inversiones en transporte público, crear áreas públicas verdes para que así sea inclusiva. Por otra parte, construir ciudades más inclusivas socialmente, accesibles, en favor de los más pobres, equitativas y sensibles a las cuestiones de género.

Además, una ciudad resiliente implica preparar a las ciudades para el cambio, la gestión de la adversidad, la resistencia y para la toma de medidas que reduzcan los riesgos.

Por ello, las metas en este apartado incluyen aumentar la capacidad para una planificación y gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos.

Educación y urbanización sostenible

La UNESCO promueve la “Educación para el Desarrollo Urbano Sostenible” como un tema transversal en todos sus sectores. “Aprender a vivir juntos de manera sostenible es uno de los desafíos más grandes de la educación en nuestra época. Este desafío requiere centrarse en la creación de un ambiente educativo de calidad que promueva la sostenibilidad;  oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida en las ciudades”.

Por ello, la ONU establece que un buen camino para mejor la vida de las personas y el desarrollo sostenible y es la consecución de una educación de calidad.

Es decir, para construir comunidades y estilos de vida sostenibles, la educación se convierte en la columna vertebral de este y el resto de objetivos, como ya señaló Edujesuit , ya que el reto de la sostenibilidad –que según la Unesco no consiste en otra cosa que aprender a cambiar- marcará la agenda del desarrollo hasta 2030.

Los desastres naturales y la fuerte urbanización

Asimismo, para  2030 se pretende reducir de forma significativa el número de muertes y de personas afectadas por los desastres, incluidas los del agua, y reducir sustancialmente las pérdidas económicas causadas por los desastres.

Pedro Walpole SJ, director del instituto de Ciencia Medioambiental para el Cambio Social (ESSC, por sus siglas en inglés), en Manila, señaló ya en un editorial de 2013 que “a pesar de las comunidades vulnerables pueden mostrar la capacidad de recuperación, el gobierno y la sociedad deben ser compatibles con ellos a través de un mejor acceso a una vivienda segura y la satisfacción las necesidades básicas”.

“¿Cómo podemos vivir la confrontación de las comunidades marginales donde hay una carencia de los servicios básicos e inclusión, reforzada por los desequilibrios debido a la explotación forestal,  la minería o la construcción de presas?, se pregunta el padre Walpole.

ONU-Habitat será el encargado de organizar en octubre de 2016 la próxima cumbre mundial sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible (HABITAT III), cuyo objetivo es aprobar una nueva agenda para un desarrollo urbano sostenible.

Paula Sendin es coordinadora editorial de Ecojesuit y realiza apoyo en proyectos audiovisuales gestionados en la ONG Centro Social Jesuita Europeo (JESC).