Noticias

Discurso del Padre General a los delegados sociales y líderes de las GIAN

Discurso del Padre General a los delegados sociales y líderes de las GIAN

  • Posted: May 31, 2018 -
  • By: -
  • 0 Comments

Los delegados sociales de las conferencias y los coordinadores de las cuatro Redes Globales de Incidencia Ignaciana (GIAN por sus siglas en inglés) se reunieron en Roma del 23 al 27 de abril con el fin de discernir las preferencias apostólicas universales para la Compañía desde la perspectiva del apostolado social y evaluar el progreso de las Redes Globales de Incidencia Ignaciana y su papel en el futuro. El P. General participó en dos de las sesiones y acentuó la necesidad de “una visión renovada del vínculo profundo entre la justicia social, el cuidado del medio ambiente, la lucha por la paz y la fe.” A continuación su discurso:

Gracias por estar aquí esta semana. Soy muy consciente del gran esfuerzo que hay detrás de un encuentro como este. Por eso, os doy las gracias a todos. También agradezco a Xavier y Rossana todo el trabajo de coordinación que han realizado para preparar el encuentro.

1-Esta es una reunión que tiene como objetivo el discernimiento y la planificación apostólica. La Congregación General 36 manifestó su deseo de que se adoptara este enfoque en los encuentros del cuerpo apostólico de la Compañía de Jesús, y ahora no hacemos sino poner en práctica tal deseo. El trasfondo del proceso que estamos llevando a cabo, como cuerpo apostólico universal, son los decretos de la CG 36. Así que, por favor, tenedlos presentes sin cesar como lente focalizadora. También os será de utilidad no perder de vista la carta (2017/13) con la que se puso en marcha el proceso de discernimiento de las preferencias apostólicas universales (3 de octubre de 2017), ni los capítulos iniciales del libro Shaping Our Future de Brian Grogan, SJ, (HIB).

2-Discernimiento en común significa escuchar juntos al Espíritu Santo y tomar decisiones de acuerdo con la inspiración que sintamos conjuntamente. Ello solo será posible si crecemos en libertad interior como individuos, como grupo, como sector apostólico de la Compañía. Es una conditio sine qua non para que este grupo o cualquier otro supere una visión sectorial de la misión que nos ha sido encomendada. La CG 36 pide a este grupo y a todo el cuerpo apostólico de la Compañía que adopte la mirada de la Santísima Trinidad. Estamos llamados a mirar a la historia con sus ojos y a descubrir cómo podemos llevar a cabo todo lo que esté a nuestro alcance (magis), como cuerpo apostólico, para contribuir a la redención de los seres humanos.

Es importante asimismo recordar que el discernimiento en común es una condición previa para la planificación apostólica. El discernimiento en común es un proceso complejo marcado por las características que ya mencioné en mi carta de octubre de 2017. No es necesario repetirlas aquí, pero conviene que las tengáis presentes durante toda esta semana.

3-Preferencias apostólicas universales: la GC 36 determinó el asunto que discernir, quién debe participar en el discernimiento y cómo debe tomarse la decisión (d.2,14):

La CG 36 pide al P. General que revise el proceso -iniciado por la CG 34 y proseguido por el P. Peter-Hans Kolvenbach- de evaluar cómo se llevan adelante nuestras actuales preferencias apostólicas y que proponga, si fuere oportuno, otras nuevas. El discernimiento de tales preferencias debería contar con la más amplia participación posible de toda la Compañía, así como de quienes están involucrados con nosotros en nuestra misión. Con tal fin, como lo indica la CG 35, el P. General y el Consejo deben establecer procedimientos para evaluar los complejos y largos procesos de planificación apostólica a todos los niveles y promover el uso continuo del discernimiento y de la planificación.

Este grupo es parte del complejo y fascinante proceso en el que todo el cuerpo apostólico de la Compañía se halla inmerso este año.

4-El siguiente paso, que representa todo un reto, es la planificación apostólica. Ambas palabras son importantes. Detengámonos primero en el adjetivo apostólico. Significa que lo que hacemos no es un producto de nuestra mente, sino una llamada que recibimos y por la cual somos enviados a colaborar en la missio Dei. Formamos un cuerpo apostólico, o sea, un grupo de gente “enviada” a ser parte de una misión. Por consiguiente, no somos los propietarios de la misión. Somos seguidores, discípulos de Jesús enviados a ser testigos de su Buena Nueva.

Planificar comporta tomarse en serio esta condición de cuerpo apostólico. Somos administradores de los recursos de otro y nos hemos comprometido a hacer ese trabajo de la mejor manera posible. Somos un grupo que debe reaccionar responsablemente a la llamada a participar en la reconciliación de todas las cosas en Cristo. Y por eso nos esforzamos por hacerlo lo mejor que podemos. Cumplir esta misión se ha convertido, para cada uno de nosotros y para este grupo, en el sentido más profundo de por qué hacemos lo que hacemos.

Una vez formuladas las preferencias apostólicas universales, seguirá el proceso de planificar de qué manera un cuerpo apostólico complejo como la Compañía de Jesús puede guiarse por ellas durante los próximos diez años. Las Provincias, las Conferencias de Superiores Mayores, las áreas apostólicas y las obras apostólicas tienen ya sus propios planes. ¿Cómo pueden las preferencias apostólicas universales ayudar a la Compañía a ser más específica, más definida en su planificación apostólica en todos los niveles? ¿Cómo pueden propiciar las preferencias apostólicas universales un uso más adecuado de nuestros limitados recursos?

5-La CG 36 confirma y enfoca la misión de fe y justicia, diálogo e interculturalidad que lleva inspirando nuestro compromiso más de cincuenta años, desde el Concilio Vaticano II y desde la CG 32 hasta la CG 35.

Esta confirmación comporta una visión renovada del vínculo profundo entre la justicia social, el cuidado del medio ambiente, la lucha por la paz y la fe. Todo esto, junto, mueve a las personas a trabajar por la reconciliación de unos con otros, con la creación y con Dios.

Es una confirmación de una corriente profunda, de un profundo camino hacia delante para nosotros, en un mundo que se encuentra en un momento nuevo de la historia y es muy diferente del mundo del posconcilio. Aquí hay un desafío muy importante para el cuerpo apostólico de la Compañía de Jesús y la dimensión social de su apostolado: llegar a saber, comprender y compartir con otros qué está ocurriendo en la historia humana y encontrar formas eficaces de ayudar a que camine hacia la reconciliación y la justicia mostradas en el Evangelio.

Salir de la pobreza, la posibilidad de acceder a una educación de calidad, la participación en la toma democrática de decisiones políticas: estos siguen siendo deseos incumplidos para la gran mayoría de los seres humanos. ¿Cómo podemos, como cuerpo apostólico universal, mejorar nuestro compromiso para contribuir a la realización de estos deseos? ¿Cómo podemos afrontar el ambiguo proceso de la movilidad humana en el mundo actual, donde coexisten nuevas formas de interacción entre individuos y pueblos orientadas a una humanidad más integrada, por un lado, y personas que huyen de la guerra o la pobreza, por otro? ¿Cómo podemos combatir el tráfico de seres humanos y las nuevas formas de esclavitud?

6-Lo que está ocurriendo en el mundo actual puede suscitar otras muchas preguntas sobre nuestra misión de reconciliación y justicia. La CG 36 nos sitúa frente a una muy particular:

La CG 36 pide al Padre General que, junto con los Superiores Mayores y las Conferencias, continúe trabajando sobre la forma de promover, dentro de las comunidades y ministerios de la Compañía, una cultura coherente de protección y seguridad de los menores, en consonancia con las sugerencias de la Congregación en cuanto a formación, vida comunitaria, ministerios y gobierno.

La promoción de una cultura coherente de salvaguarda implica la transformación de las estructuras injustas existentes y un cambio profundo en toda cultura. Conlleva también la promoción de los derechos humanos de las personas vulnerables. Por eso, he decidido confiar la puesta en práctica de este proyecto al Secretariado para la Justicia Social y la Ecología.

7-El papa Francisco ha convocado para 2019 un Sínodo especial para la Amazonía. Es una forma de ayudar a la Iglesia a avanzar en la puesta en práctica de la Laudato Si’. Quizá sea también una llamada a la Compañía de Jesús para que se centre en la reconciliación con la creación como dimensión de la misión que hemos recibido. Es evidente que el papa Francisco está pensando no solo en un área geográfica específica, sino que quiere impulsarnos a acciones apostólicas más concretas respecto del cuidado de la casa común. ¿Cómo podemos introducir este asunto en nuestro discernimiento en común y nuestra planificación apostólica?

8-Un importante acento puesto por la CG 36 es que somos colaboradores de la acción de Dios en la historia hoy. Así, estamos llamados a convertirnos en compañeros en una misión de reconciliación y justicia. Convertirnos en compañeros implica vernos a nosotros mismos como colaboradores. Nos unimos para formar un cuerpo de jesuitas y colaboradores en misión, organizados de forma tal que la colaboración sea una característica de todo el cuerpo apostólico. Nuestra acción se desarrolla también en colaboración con otros miembros de la Iglesia, así como con personas y grupos que luchan por la justicia social, con pacificadores, con quienes trabajan por la conservación del medio ambiente.

9-Paso ahora a hablar de las redes GIAN. La globalización acorta las distancias en el planeta y facilita el trabajo en red. También ha ensanchado, por supuesto, el abismo entre ricos y pobres, por lo que no es solo una bendición: origina asimismo numerosos problemas. Pero, sin duda, nos capacita para ser un cuerpo universal para la misión, y nuestras redes jesuitas tienen ahora oportunidades que hace siquiera diez años no existían.

Puesto que nuestra unidad básica de organización es la Provincia, la existencia de redes interprovinciales puede suponer un reto. Las GIAN, como un proyecto relativamente nuevo, han sufrido algunos de los problemas de ser redes interprovinciales en una estructura jesuita primordialmente provincial. Quiero daros las gracias por perseverar en el proyecto a pesar de las frustraciones. Un grupo especial de trabajo aquí en la Curia, presidido por Lisbert D’Souza, está examinando el gobierno de las redes y espero que ello ayude a liberar energías y superar cualesquiera bloqueos puedan existir.

10-Los asuntos que abordáis las GIAN son vitales:

  • Migración
  • Ecología: cuidado de la casa común
  • Gobernanza de minerales y recursos naturales
  • El derecho a una educación de calidad
  • Paz y derechos humanos

Estas son palabras escritas en una página. Pero detrás de ellas hay mucho sufrimiento humano. Pensad en las guerras en Siria, Kivu, Afganistán e Irak. Pensad en los millones de personas que andan de un lado para otro en busca de una vida mejor, porque el sistema económico y político mundial les ha fallado por completo. Pensad en los niños sin educación que tienen que trabajar desde corta edad. Pensad en las personas explotadas en las minas con el fin de que otros en salas de juntas y mercados bursátiles puedan obtener grandes beneficios. Para introducir cambios, necesitamos una suerte de pasión, una ‘ira santa’…, si se me permite expresarlo de este modo.

Necesitamos una pasión que grite: «¡Basta!». Necesitamos una pasión que movilice a los creyentes y a todas las personas de buena voluntad a trabajar por el cambio. Porque el Evangelio tiene que ver con el cambio, con la liberación. Jesús vino a traer vida y a traerla en abundancia, como nos recordó el evangelio de ayer. Las redes GIAN son nuestro esfuerzo para catalizar este cambio. Os pido que encontréis la pasión y la misión capaces de conferir nueva energía a estas estructuras. Os pido que identifiquéis de forma muy concreta los cambios que queréis en cada una de estas áreas y que luego tracéis la ruta para llegar hasta allí, junto con un esbozo de los recursos que serán necesarios y de un marco temporal (que a buen seguro tendrá que ser flexible). La incidencia no es una tarea fácil, y la Compañía tiene que mejorar las formas en la que la llevamos a cabo.

Sé que, a menos que estemos bien enfocados, seamos concretos y tengamos objetivos claros, nuestra incidencia no funcionará bien. El Secretariado para la Justicia Social y la Ecología existe justamente para ayudarnos a diseñar esa estrategia. Le pido, pues, a Xavier que ayude a los grupos GIAN a encontrar ese foco, esa pasión, esa energía, esa dirección. Veo en esta mesa a personas que tienen larga experiencia en todas estas áreas. Por favor, usad esa pericia para guiar a la gente hacia la libertad. Usadla para luchar por la justicia. El papa Pablo VI dijo: ‘Si quieres la paz, trabaja por la justicia’. Nosotros queremos paz. La paz es una promesa evangélica, una bienaventuranza: “Dichosos los que trabajan por la paz”, un fruto de la resurrección. Por eso, nuestra misión al servicio de la fe y de la promoción de la justicia fundamental y, más allá de toda ideología, nos impele al servicio de Cristo cargando con su cruz y trabajando por la paz que el mundo no puede dar.

Os agradezco de nuevo vuestra presencia aquí. Me inspira en mi trabajo. Me proporciona la consolación y la energía necesarias para abordar los asuntos que se me plantean aquí cada día.

La Compañía tiene una gran misión; y vosotros, tanto laicos como jesuitas, sois parte del esfuerzo por hacerla avanzar y renovarla en tanto en cuanto discernís, rezáis y trabajáis juntos con el fin de que sea posible hacer retroceder las fronteras de la increencia, la pobreza, la discriminación y la injusticia y de que las personas encuentren liberación y reconciliación verdaderas basadas en la promesa del Evangelio y en la persona de Jesús Resucitado.

Gracias. Os deseo todas las bendiciones para vuestro encuentro y una agradable y fecunda estancia en Roma.

Arturo Sosa, SJ – 24 de abril de 2018

Las organizaciones de la sociedad civil son optimistas respecto al reabastecimiento de la financiación de la educación

Las organizaciones de la sociedad civil son optimistas respecto al reabastecimiento de la financiación de la educación

  • Posted: Feb 22, 2018 -
  • By: -
  • 0 Comments

Las organizaciones participantes en la cumbre de Financiación de Dakar han emitido una Declaración conjunta en la que celebran los significativos avances de los países reunidos en Dakar para financiar el derecho a la educación.

Los compromisos más importantes de la conferencia fueron los de los países en desarrollo, que sumaron aproximadamente 30.000 millones de dólares, en financiación adicional.  Además, la Unión Europea, Reino Unido, Francia, Canadá, Suecia, Dinamarca y Noruega suman una promesa de financiación que llega casi a los 1.800 millones de dólares. El nuevo Estado miembro de la AME, Emiratos Árabes Unidos (EAU) también apoyará contribución inicial de 100 millones de dólares. La cantidad total prometida por donantes en este periodo de reabastecimiento, superó los 2.000 millones de dólares. Aunque esta cantidad está muy por encima de la prometida en 2014, no alcanza el objetivo establecido por la AME para los próximos tres años, que pretende llegar a los 2.000 millones de dólares al año, para 2020.

Sobre las promesas de países socios en desarrollo, incluso con los significativos compromisos establecidos hoy, no es suficiente para superar la crisis educativa. A nivel mundial, 264 millones de niños, niñas y jóvenes siguen fuera de la escuela, la mayoría de los cuales son niñas, y 617 millones de niños y niñas están en la escuela, pero no logran aprender las habilidades básicas, debido a la escasa calidad de la educación que reciben. Se requiere más financiación urgentemente para garantizar que se alcanza el ODS 4 a tiempo. Lograr un verdadero avance en la financiación de la educación requerirá unos recursos internos significativos; y eso requiere de justicia social. Los flujos de  financiación ilícita, la evasión y la elusión fiscal, así como los dañinos incentivos fiscales, deben acabar. Sobre esto, Croso dijo: “La clave de la financiación de la educación es la justicia social”. El presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, argumentó con energía al respecto, en el evento: “Hay dinero disponible en el continente para financiar la educación para esta meta, pero debemos eliminar la corrupción y los flujos financieros ilícitos”.

La delegación noruega en la conferencia aumentó su contribución actual en un 40% y además, como dijo su delegado: “se comprometieron a aumentar el apoyo a los países con la voluntad de ampliar su base fiscal”. El apoyo a varios niveles de los sistemas fiscales progresivos, es fundamental para el desarrollo global sostenible, y para el logro de la educación para todos.

Ahora es el turno de la sociedad civil a comprometerse a hacer el seguimiento de las promesas en los próximos tres años. Debemos ver llegar estos fondos a donde son más necesitados, y garantizar que se gastan con sensibilidad para mejorar la inclusión, la equidad, y la calidad en los sistemas educativos públicos.

Consulta aquí la Declaración completa de las Organizaciones de la Sociedad Civil presentes en la Cumbre de Financiación de Dakar.

Día contra la Utilización de Menores Soldado: el derecho a la educación en peligro

Día contra la Utilización de Menores Soldado: el derecho a la educación en peligro

  • Posted: Feb 22, 2018 -
  • By: -
  • 0 Comments

Con motivo del Día Internacional contra la utilización de menores soldado, que se celebraba el pasado 12 de febrero,  recordamos la importancia del ejercicio del derecho a la educación como factor de protección frente a los conflictos y cómo el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) contribuye a ello.

A menudo hay una estrecha relación entre el desplazamiento forzado y el reclutamiento forzado de menores. Los menores desplazados son un blanco fácil para ser reclutados ya que muchas veces carecen de protección y de educación, lo que les hace más fácilmente manipulables. Niñas y niños , algunos de ellos con menos de seis años que  son forzados a luchar y matar, o  se ven  envueltos en actividades de espionaje. Se les obliga a prestar, apoyo a grupos armados como informantes o mensajeros o participando en actividades ilícitas como la producción de drogas.

En ocasiones son también sexualmente especialmente las niñas. Muchas mueren, son gravemente heridos o acaban prisioneros. Son víctimas de constantes abusos que les transforma en personas violentas lo que hace que su reinserción en la sociedad sea un enorme desafío.

En el mundo, más de 230 millones de menores viven en zonas afectadas por conflictos armados. El Secretario General de Naciones Unidas, en su informe de 2016 sobre infancia, constata la existencia de niños y niñas soldado en 20 países, la mayor parte del continente africano y de la región asiática de Oriente Medio, donde se registra un número más elevado de conflictos armados. El informe destaca el incremento del número de casos de reclutamiento y utilización de menores en países como Somalia y la República Árabe de Siria (cuya cifra en 2016 se multiplicó por más de dos con respecto del año 2015), así como por el elevado número de casos en Sudán del Sur, país donde se registra una de las cifras más altas de niños reclutados para fines militares (1.100).

Un “niño o niña soldado” se define como toda persona menor de 18 años que forma parte de cualquier tipo de fuerza armada regular o irregular o grupo armado en cualquier capacidad, como por ejemplo, aunque no solamente, cocineros, porteadores, mensajeros, y cualquiera que acompaña a estos grupos que no sean miembros de la familia. Incluye niñas y niños reclutados para ¿ser explotados sexualmente  y/o contraer matrimonio obligatorio. La definición, por tanto, no solamente se refiere a un niño o niña que porta, o ha portado, armas (basado en los “Principios de Ciudad del Cabo”, 1997).

El uso de niños y niñas soldado es sin duda la forma más extrema de explotación infantil. Estos menores pasan por experiencias terribles que los dejan insensibilizados y traumatizados; muchos de ellos no pueden olvidar los abusos que padecieron. En el caso de las niñas soldado, a las frecuentes lesiones físicas se añaden abusos sexuales y matrimonios forzosos,  que provocan gravísimos traumas y, cuando sobreviven, el rechazo por parte de su comunidad. La Representante Especial de la Secretaría General de la ONU, en su informe anual de de 2017, puso de manifiesto que aproximadamente el 40% de los menores afectados por el reclutamiento y el uso para fines militares son niñas.

En situaciones de desplazamiento, la educación constituye un medio indispensable de protección y de proyección de futuro para estos niños y niñas.

El Servicio Jesuita a Refugiados trabaja acompañando, sirviendo y defendiendo los derechos de los niños y niñas refugiados y desplazados forzosos. Promueve programas de escolarización que protegen a estos menores de la violencia del entorno y les permiten contar con todo lo necesario para poder aprender, devolviéndoles la ilusión y la infancia perdida. El JRS ofrece colaboración con dos iniciativas concretas:

República Centroafricana

República Centroafricana se encuentra actualmente sumida en una crisis humanitaria, política y económica desde el año 2012. Esta situación ha conllevado desplazamientos masivos tanto fuera como dentro del país: hoy en día se cuentan 418.638 personas. El JRS  trabaja en el sur y centro del país, concretamente en Bangui y Bambari, atendiendo a menores para que recuperen una vida normal, para que vuelvan al lugar donde deberían estar: el colegio. Así, se realizan sesiones de sensibilización, de apoyo psicosocial y de formación general, incluyendo acciones para la paz y la reconciliación. En el caso de las niñas, se ofrece una atención especial para facilitar su reinserción tanto a nivel psicosocial como formativo.

Sudán del Sur

Después de la independencia de Sudán del Sur en 2011, más de 130.000 refugiados llegaron a Maban huyendo del Nilo Azul en Sudán. Poco se imaginaban que en diciembre de 2013 el país más joven del mundo se desintegraba en una guerra civil fratricida. En aquel momento los refugiados que habían llegado a Maban apenas hacía 2 años, se encontraron atrapados entre dos guerras. Mientras el gobierno de Kartum bombardeaba sus tierras en el Nilo Azul, el país que los acogía vivía episodios de un odio étnico sin precedentes. Los niños y niñas de esta zona viven con la continua amenaza de ser reclutados como menores soldado. Por eso  JRS trabaja en el Arrupe Learning Center, una escuela residencial de Formación de Maestros de manera que puedan mejorar su desempeño como educadores y contribuyen a prevenir la utilización de menores en el conflicto armado, ofreciéndoles por el contrario  una mayor calidad en la educación y un espacio de protección  en las escuelas del campo de refugiados.

El Papa Francisco envía un mensaje de apoyo antes de la Cumbre de financiación de Dakar

El Papa Francisco envía un mensaje de apoyo antes de la Cumbre de financiación de Dakar

  • Posted: Ene 26, 2018 -
  • By: -
  • 0 Comments

Su Santidad el Papa Francisco envió ayer un mensaje de apoyo y aliento a Julia Gillard, Presidenta de la Junta de la Global Partnership for Education (GPE), antes de la Conferencia de Financiación de la GPE que tendrá lugar en Dakar la próxima semana, una oportunidad histórica para que los países cumplan sus compromisos como donantes de fondos para la educación.

En una visita al Vaticano en mayo de 2017, Julia Gillard apeló a Su Santidad para continuar apoyando la educación de los niños más pobres, que es la misión de la GPE. En la carta, el Vaticano escribió: “Conscientes de que esta conferencia reunirá a Jefes de Estado y representantes de diversos países, incluidas organizaciones y empresas privadas e internacionales, el Santo Padre reza para que este encuentro pueda fortalecer los esfuerzos para proporcionar una educación integral para los niños de todo el mundo, especialmente los afectados por conflicto, hambruna y desigualdad “.

La carta termina con el Papa Francisco enviando sus bendiciones a todos los presentes en la conferencia de la próxima semana. En la Secretaría de GPE y desde la Campaña Mundial por la Educación, estamos profundamente honrados por el apoyo de Su Santidad y motivados para seguir trabajando en nombre de los millones de niñas y niños de todo el mundo que necesitan nuestra ayuda para obtener una educación de calidad.

Financiar educación de calidad para todas las personas

Financiar educación de calidad para todas las personas

  • Posted: Ene 18, 2018 -
  • By: -
  • 0 Comments

Los próximos días 1 y 2 de febrero, Dakar capital de Senegal acogerá en una cumbre mundial por la financiación de la educación, a representantes de los Gobiernos de países de ingresos bajos y medio-bajos y de los donantes – organismos multilaterales, organizaciones de la sociedad civil, sector privado y fundaciones. Hay un objetivo común: movilizar la financiación necesaria para cumplir con las metas establecidas en el ODS4 en 2030 y así garantizar el derecho a la educación de calidad para todas las personas del mundo.

Para ello, es necesario que los Gobiernos de los países de ingresos bajos y medio-bajos incrementen sustancialmente los fondos que destinan a la educación hasta alcanzar entre el 15% y el 20% de su presupuesto público nacional; que aumenten las bases fiscales de forma progresiva de manera que puedan asignar más fondos para educación y que la inversión educativa sea más eficiente y equitativa destinando así más presupuesto a las poblaciones que más lo necesitan.

No obstante, esto sería aún insuficiente para garantizar una educación infantil, primaria y secundaria de calidad a todos los niños y niñas del mundo en 2030. Según las estimaciones, el déficit de financiación ascendería aún a 39.000 millones de dólares.

Aquí es donde entra en juego la Alianza Mundial por la Educación (AME), un mecanismo multilateral que desde 2002 canaliza los fondos de los países donantes a 65 países receptores, en los que ha conseguido facilitar el acceso a una educación primaria de calidad a 72 millones de niños y niñas, entre otros logros. Así pues, la AME es una herramienta de financiación imprescindible para hacer del derecho a la educación una realidad, especialmente entre los colectivos y los contextos más vulnerables. Por eso la próxima Cumbre que se celebrará en Dakar es un momento clave, ya que será cuando los Gobiernos de los países donantes comprometan sus fondos para contribuir a la financiación de la educación donde más se necesita.

Todas las organizaciones y coaliciones que integran la Campaña Mundial por la Educación nos estamos coordinando para garantizar que todos los Gobiernos estén a la altura del reto esencial que afrontamos en la próxima década: garantizar el derecho a la educación de todas las personas y así construir un mundo más equitativo y sostenible.

Desde Fe y Alegría, movimiento global presente en 11 países miembros de la Alianza Mundial por la Educación – Bolivia, Chad, España, Haití, Honduras, Italia, Madagascar, Nicaragua, Rep. Democrática del Congo, República Dominicana y USA, hacemos presión para para que los gobiernos de dichos países adopten compromisos en este sentido.

Os invitamos a ayudarnos difundiendo los mensajes de la Campaña FINANCIANDO EL FUTURO en redes sociales, de manera que entre todos y todas seamos capaces de hacer llegar a nuestros representantes públicos este mensaje: la educación necesita financiación ahora. #FundTheFuture #EducationNow #TaxJustice

Un modelo pedagógico y una misión común: 5 claves para el trabajo en Red desde la visión de Fe y Alegría

Un modelo pedagógico y una misión común: 5 claves para el trabajo en Red desde la visión de Fe y Alegría

  • Posted: Oct 24, 2017 -
  • By: -
  • 0 Comments

Carlos Fritzen SJ, Coordinador General de la Federación Fe y Alegría, junto con una delegación de miembros de otras Fe y Alegría nacionales participaron la pasada semana en el Primer Congreso Internacional de los Delegados de Educación de la Compañía de Jesús. Celebrado en Río de Janeiro, Brasil, el Congreso que duró cuatro días contó con sesiones en las que participaron jesuitas y personal relacionado con las instituciones educativas vinculadas a la Compañía. Los temas fueron muy variados; desde la ecología y el cuidado del medioambiente, la innovación y los retos educativos para el futuro de las instituciones así como el trabajo en red.

El día de clausura del Congreso, que comenzó con una homilía oficiada por el Padre General Arturo Sosa SJ y un inspirador discurso en la jornada de la mañana, retaba a los y las participantes a dialogar y explorar el trabajo en red como estrategia y oportunidad de colaboración para articular el futuro de la defensa de la educación y de las instituciones educativas.

En este sentido participó con un inspirador discurso el Coordinador General de Fe y Alegría, Carlos Fritzen, señalando algunos de los principales aprendizajes para el trabajo en red desde la experiencia de Fe y Alegría.

1. Una identidad fuerte y una misión compartida constituyen la primera clave del trabajo federativo junto a la necesidad de trabajar día a día, el sentimiento de pertenencia, para hacer realidad una red internacional (la Federación Internacional) desde unidades funcionales nacionales (las 21 Fe y Alegría nacionales). La identidad: (Imagen, símbolos, campañas, pensamiento común, los temas que abordamos…). Y misión: educación de calidad donde terminan el asfalto.

2. Tener una estructura clara y definida es la segunda de las claves, fundamentada en los principios de participación y autonomía funcional. El organigrama de la Federación es claro, cada Fe y Alegría Nacional es autónoma y todos se coordinan en una asamblea y un consejo de directores. El coordinador internacional se apoya en una junta directiva y todos los cargos federativos son por elección. Como movimiento Fe y Alegría desarrolla a todos sus niveles una cultura de la participación y de la democracia, y la autoridad da paso a la influencia, y es ejercida de forma dialogada, a través de asambleas y consensos.

3. Esta estructura no puede ser operativa si no se dan un liderazgo y un modelo de gestión diferentes. Ser una red implica ejercer un liderazgo con “poco poder” en el sentido tradicional. En Fe y Alegría ninguna de las personas que trabajan en las redes y acciones federativas tenemos poder para imponer nada a los equipos nacionales. Quieren desarrollar un poder incluyente con un tipo de liderazgo que coordina e invita al consenso, trabaja sobre la motivación, la inspiración, la construcción de visión estratégica colectiva de la misión, la creación de sentido de cuerpo y el sentimiento de pertenencia. Un liderazgo ejercido por jesuitas y no jesuitas.

4. Construcción de planes de acción federativos con la participación de todas las FyA nacionales aportando cada una desde sus capacidades. Desarrollar un plan común obliga a destinar recursos y a que las Fe y Alegría nacionales actúen con generosidad poniendo capacidades y recursos a disposición entendiendo que esto no solo beneficia a la Federación sino que fortaleciendo lo común se fortalecen los nudos y por tanto toda la red.

“No solo hacemos cosas juntos y compartimos recursos: el diálogo horizontal y fraternal para el desarrollo de instrumentos, prácticas y estructuras hace posible la construcción colectiva del conocimiento. Esto siempre será un proceso inacabado.”

5. Fe y Alegría como modelo descentrado. La propia historia del Movimento – nacidos en la periferia, en alianza con los estados, integrando obras de múltiples congregaciones y colectivos – les ha llevado a la necesidad de cambiar el enfoque de nuestra acción descentrándola de la Compañía de Jesús y de ellos mismos para centrarla en el proyecto en el que somos colaboradores con muchos otros, donde tenemos nuestro aporte específico, pero no necesariamente somos los únicos ni el centro.

La colaboración a nivel global con otros actores implicados en la defensa de la educación más allá del mundo de la Compañía de Jesús también fue destacada por Fritzen, quien aseveraba que “Para nosotros, formar parte de la Campaña Mundial por la Educación que reúne a organizaciones internacionales y nacionales de muy diferente signo, movimientos sindicales, etc,  es un espacio prioritario de participación en el que trabajar por la justicia educativa para hacer realidad el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el derecho a una educación equitativa, inclusiva y de calidad para todas las personas lo que implica construir otro modelo educativo y otro modelo de desarrollo económico y social sostenible.  Trabajar por la justicia educativa forma parte de nuestra Misión como Movimiento de educación y como obra jesuita.”

Los y las estudiantes del JRS en Darfur destacan tras hacer la transición al plan de estudios nacional

Los y las estudiantes del JRS en Darfur destacan tras hacer la transición al plan de estudios nacional

  • Posted: Oct 09, 2017 -
  • By: -
  • 0 Comments

Más de una década después del inicio del conflicto en su país,  los refugiados de Darfur siguen en doce campamentos de refugiados cerca de la frontera chadiana con Sudán. En estos doce asentamientos, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) impulsa su proyecto educativo de mayor envergadura a nivel mundial, que durante los últimos años se ha centrado en apoyar a estudiantes y educadores en el proceso de transición a un nuevo plan de estudios.

El éxito de estos estudiantes, maestros y del propio personal del JRS involucrado en esta iniciativa se evidencia en los resultados del Examen Nacional de Bachillerato (BAC) de este año, una prueba pública chadiana obligatoria para certificar la educación secundaria. En 2017, más estudiantes darfurianos que nunca en el este del Chad se matricularon para realizar el test; no solo la mayoría de los que se examinaron aprobaron, sino que aumentó la cifra de mujeres jóvenes que participaron.

Como en muchas comunidades de refugiados, la educación sigue siendo una parte esencial de la vida cotidiana y una prioridad importante para los refugiados de Darfur. “Cuando una población se traslada a un lugar debido a situaciones de emergencia (y especialmente después de un conflicto), la educación es clave para recuperar las normas de protección infantil y promover el bienestar, así como para reconstruir la comunidad”, explica Nadezhna Castellano, especialista internacional de educación del JRS.

Desde 2003, las escuelas de los doce campamentos que albergan a los refugiados de Darfur en el este del Chad siguen el sistema educativo sudanés. En 2014, el ACNUR y el Gobierno del Chad decidieron iniciar la transición del plan de estudios utilizado en estas escuelas al currículum estándar chadiano utilizado en todo el país.

La transición no fue fácil y hubo problemas a nivel pedagógico, organizativo y político: los maestros no estaban familiarizados con el nuevo currículo, las diferentes estructuras educativas trataban de encontrar puntos de encuentro y no había libros de texto de algunos niveles. Para los refugiados y otras comunidades vulnerables, un cambio como este también era complicado a nivel social: “el currículum representa las identidades comunitarias y nacionales. Estudiamos nuestra geografía, nuestro idioma y nuestra historia… Y cuando lo has perdido todo, a veces la educación es el único legado que puedes dar a tus hijos”, dice Nadezhna sobre las dificultades de las transiciones curriculares en un contexto de desplazamiento y emergencia humanitaria.

En respuesta a estos desafíos, el JRS centró sus programas en el este de Chad en iniciativas educativas que incluyeran el desarrollo de una mejor capacidad docente. Esto se hizo en parte mediante un programa de tutoría en el que los profesionales chadianos de educación enseñaron a sus homólogos sudaneses. También fue importante preparar bien a los estudiantes y estimularlos a examinarse del BAC. Parte de la programación educativa se orientó específicamente a involucrar, apoyar y empoderar a las jóvenes.

Ahora, unos años más tarde, se cierra el círculo del beneficio de la transición. Y el JRS se siente orgulloso de los logros de los estudiantes de Darfur que han participado en este proyecto. En los próximos años, las oportunidades de éxito en la educación superior y profesional continuarán expandiéndose en el este del Chad, ya que los programas educativos del JRS se centran en dotar de becas adicionales a los estudiantes, ofrecer kits escolares, facilitar la capacitación continuada de maestros y defender la educación.

Como organización, el JRS prioriza la necesidad de la educación para las poblaciones desplazadas que viven en contextos de incertidumbre. Para los estudiantes de Darfur que viven en el este del Chad, el futuro de la educación es brillante y más seguro que nunca.

Financien lo Justo: Campaña para financiar correctamente el derecho a la educación

Financien lo Justo: Campaña para financiar correctamente el derecho a la educación

  • Posted: Sep 22, 2017 -
  • By: -
  • 0 Comments

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación ha comenzado esta semana una campaña por la correcta financiación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 con motivo de la 72 Asamblea General de Naciones Unidas que está teniendo lugar esta semana. Por su parte, la Federación Internacional Fe y Alegría, movimiento presente en 22 países de educación popular y promoción social, 17 de ellos en América Latina y el Caribe, se suma a esta movilización para destacar la importancia de la justicia tributaria para la garantía del derecho humano a la educación.

Continue reading

¡FINANCIEN LO JUSTO! Campaña por la garantía presupuestaria en el derecho a la educación

¡FINANCIEN LO JUSTO! Campaña por la garantía presupuestaria en el derecho a la educación

  • Posted: Sep 20, 2017 -
  • By: -
  • 0 Comments

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación ha comenzado esta semana una campaña por la correcta financiación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 con motivo de la 72 Asamblea General de Naciones Unidas que está teniendo lugar esta semana. Por su parte, la Federación Internacional Fe y Alegría, movimiento presente en 22 países de educación popular y promoción social, 17 de ellos en América Latina y el Caribe, se suma a esta movilización para destacar la importancia de la justicia tributaria para la garantía del derecho humano a la educación.

El comunicado de apoyo a esta campaña resume las cuatro principales demandas de la campaña entre las que destacan la inversión en educación en los presupuestos nacionales y de AOD y la justicia fiscal.

“La Agenda de Educación 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promueven  los cambios necesarios para garantizar el derecho a una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas las personas, según establecen los compromisos internacionales.  La comunidad internacional se comprometió en 2015 a  incrementar la asignación de recursos para realizar este derecho.  Para ello,  los países de bajos y medios ingresos deben asignar al menos el 6% de su Producto Interno Bruto (PIB) y el 20% de su presupuesto total en la educación mientras que los países donantes deben destinar el 0,7% del PIB a Ayuda Oficial al Desarrollo.

La Federación Internacional Fe y Alegría,  miembro de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), se suma a la primera edición de la Semana Latinoamericana por el Derecho a la Educación, bajo el lema ¡Financien lo justo! Por una educación pública y gratuita para todas y todos, lanzada por la CLADE, que se desarrollará del 18 al 24 de septiembre de 2017, en el marco de la 72ª Asamblea General de las Naciones Unidas.

Fe y Alegría manifiesta su compromiso con  la educación pública, gratuita e inclusiva como derecho humano fundamental y exige a los Estados que cumplan con su responsabilidad como garantes del derecho a una educación de calidad para todas las personas.

 

¿QUÉ DEMANDAMOS  A LOS  ESTADOS Y A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL?

  • ¡UN MÍNIMO DEL 6% DEL PIB EN EDUCACIÓN Y UN MÍNIMO DEL 20% DEL PRESUPUESTO PÚBLICO EJECUTADO EN EDUCACIÓN!

Sin un mayor nivel de inversiones en educación, los países latinoamericanos y caribeños no podrán mejorar las condiciones de infraestructura escolar, promover entornos verdaderamente educativos, asegurar la educación inclusiva, el trabajo decente y salarios dignos para los y las docentes, y además garantizar la gobernanza democrática en las escuelas y la continuidad y el acceso a la educación gratuita.

Los compromisos internacionales establecen metas mínimas de financiamiento claras a alcanzarse en nuestros países, que pueden y deben guiar las acciones de incidencia de la sociedad civil. Sin embargo, la coyuntura y las peculiaridades de cada país determinarán qué mínimo de inversiones en educación es necesario para garantizar una educación pública, gratuita y de calidad para todas las personas.

A su vez, en la Agenda de Educación 2030, los países donantes de la cooperación internacional se comprometieron a dedicar el 0,7% de su Producto Interno Bruto (PIB) a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) hasta el 2020 y entre el 15% y el 20% de la AOD a la educación.

  • ¡ALTO A LOS RETROCESOS PRESUPUESTARIOS EN LA EDUCACIÓN!

Algunos países de nuestra región están experimentando graves retrocesos en la asignación de recursos financieros para la educación, lo cual supone la violación de derechos y pone en peligro el cumplimiento de las metas educativas.

  • ¡PLENA GRATUIDAD DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA!

Para hacer realidad los compromisos internacionales de expansión y universalización de la educación pública y gratuita, es necesario un mayor y mejor financiamiento del sistema educativo público.

La gratuidad educativa plena, que todavía no se ha hecho realidad en nuestra región, supone la ausencia de costos relacionados al proceso educativo, sean directos (cuotas escolares y aranceles relativos a matrículas, libros de texto, materiales, transporte, inscripción en exámenes y pagos adicionales a maestras y maestros, etc.) o indirectos (cobros en razón de alimentación y vestimenta, así como otros elementos que condicionan el acceso y permanencia en la escuela).

Para hacer frente a las tendencias privatizadoras de y en la educación y a las acciones que imponen la lógica del mercado en la educación pública y amenazan la gratuidad de la educación, es necesario contar con sistemas educativos fortalecidos y abiertos a la participación de la comunidad educativa.

  • ¡JUSTICIA TRIBUTARIA Y LA REALIZACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

La justicia tributaria permite que se fijen las condiciones necesarias para la realización del derecho humano a la educación: sin el establecimiento de un sistema tributario-fiscal justo y equitativo y de mecanismos efectivos para contrarrestar la elusión y evasión fiscales, los países de América Latina y el Caribe difícilmente contarán con recursos públicos suficientes para superar las desigualdades y garantizar los derechos humanos.

En ese sentido, hay que reconocer que la lucha por una educación pública, gratuita y de calidad comienza por darle fin a los incentivos fiscales perjudiciales y las prácticas de elusión fiscal de las empresas nacionales y transnacionales, por aumentar la transparencia de los gobiernos y las grandes corporaciones y por establecer una nueva arquitectura tributaria internacional.”

Puede seguir los mensajes de la campaña o unirse a redes sociales con los reclamos con el hashtag #FinancienloJusto o entrando a www.semanalatinoamericana.campanaderechoeducacion.org

 

Página 1 de 912345...Última »