8 de septiembre: luces y sombras sobre los nuevos datos sobre alfabetización mundial

8 de septiembre: luces y sombras sobre los nuevos datos sobre alfabetización mundial

  • Posted: sep 08, 2017 -
  • By: -
  • 0 Comments

Los ratios de alfabetización continúan incrementando de generación en generación. A pesar de ello, a escala mundial, al menos 750 millones de jóvenes y personas adultas, siendo dos tercios de ellas mujeres, no saben aún leer ni escribir y 250 millones de niños no consiguen adquirir las capacidades básicas de cálculo y lectoescritura. Estas cifras son alarmantes y representan un urgente recordatorio para lo que deberían tratar de conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible 4 y 5, cuyas metas específicas invisibilizan en gran medida la tarea de incluir la alfebtización y la formación técnica entre sus metas a lograr en 2030.

Los últimos datos, presentados en un nuevo documento informativo e ilustrados en el eAtlas de Alfabetización de la UNESCO, muestran un notable progreso en la alfabetización de los jóvenes. Hace 50 años, el 22% de las personas entre 15 y 24 años carecían de conocimientos básicos de alfabetización en comparación con el 9% de hoy, y los jóvenes de África y Asia, en particular, son mucho más propensos a leer y escribir que hace medio siglo.

Por primera vez, el IEU ha producido estimaciones anuales de alfabetización a nivel regional basadas en datos nacionales y proyecciones del ISU de 1990 a 2016. El Asia Oriental y Sudoriental, el Asia Meridional y el Norte de África y Asia Occidental han avanzado más en la mejora alfabetización de adultos en los últimos 26 años. En el sur de Asia, la tasa de alfabetización de adultos aumentó del 46% en 1990 al 72% en 2016. En el resto de las regiones, el cambio en la alfabetización de adultos en el mismo período fue el siguiente: África del Norte y Asia Occidental del 64% al 81%, Asia oriental y sudoriental, del 82% al 96%, África subsahariana del 52% al 65% y América Latina y el Caribe, del 85% al ​​94%. La tasa de alfabetización de los jóvenes aumentó más en Asia meridional (del 59% en 1990 al 89% en 2016), África del Norte y Asia occidental (del 80% al 90%) y África subsahariana (del 65% al ​​75%).


A pesar del progreso, la disparidad de género en la alfabetización de los jóvenes sigue siendo persistente en casi uno de cada cinco países, como se muestra en el eAtlas. En 43 países, principalmente ubicados en el norte de África y Asia occidental, el sur de Asia y el África subsahariana, las mujeres jóvenes de 15 a 24 años son todavía menos propensas que los hombres jóvenes a tener habilidades básicas de lectura y escritura. Este es un claro signo de los persistentes desafíos que continúan reprimiendo los derechos de las niñas.

A nivel internacional, la UNESCO proclamó el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización, con el objetivo de recordar a la comunidad internacional la importancia de la alfabetización para las personas, las comunidades y las sociedades, así como la necesidad de intensificar los esfuerzos para lograr sociedades más alfabetizadas. Durante la jornada que se está celebrando hoy en París, se tratará de determinar qué competencias en lectoescritura necesitan las personas que se conectan a las redes de Internet en sociedades cada vez más digitalizadas, y de examinar las políticas y los programas de alfabetización eficaces, que permiten sacar provecho de las oportunidades que brinda la era digital.

Por su parte, el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEEAL) de la que varias organizaciones jesuitas forman parte, ha emitido una serie de recomendaciones mediante una carta en la que repasa las últimas conferencias internacionales de educación de adultos e insta a seguir una serie de recomendaciones de cara a la próxima cita  del 25 al 27 de octubre de 2017, en Suwon (República de Corea) donde se realizará la Revisión a medio término de la VI Conferencia Internacional sobre Aprendizaje y Educación de Adultos (CONFINTEA VI) con el objetivo de realizar un balance y elaborar recomendaciones que lleguen a enfrentar la deuda social que se tiene principalmente con las poblaciones que han sido excluidas de los derechos fundamentales por la ausencia de políticas, y exiguos presupuestos.

En América Latina, según la CEPAL, 78 millones de personas se encuenstran en esa situación. Según la Presidenta de la CEEAL, firmante de la carta, “Pasar de la retórica a la acción es un imperativo, ligar el enfrentamiento del analfabetismo con otro conjunto de políticas laborales, de alimentación, cultura, vivienda es otro gran desafío.(…) La alfabetización está desligada del desarrollo de la ciudadanía, de los derechos humanos y de la relación con el entorno social y ambiental; en relación al trabajo digno; y no se supera la visión cortoplacista de estos procesos.”

El Consejo alerta de la necesidad de enfoques críticos y transformadores como la educación popular que no se visualizan en las políticas, siendo sustantivo ligar la formación con la transformación personal y social. “A pesar que de esta manera se reconocerían los aprendizajes que se desarrollan en el ámbito comunitario. Todo lo anterior se conjuga con el hecho de que la agenda al 2030 se propuso una meta ambigua y poco ambiciosa en materia de alfabetización, lo que le resta valor a los esfuerzos que demandan un avance significativamente mejor en todo el mundo. Estamos ante una grave situación que requiere de un gran movimiento político educativo que en cada rincón de nuestros países ligue la lucha por el derecho a la educación de todos y todas, con sociedades justas, democráticas, con una economía al servicio de nuestros pueblos.”